Cardenal Van Thuan

Cardenal Van Thuan

Siervo del Señor, Francisco Xavier Nguyen Van Thuan fue arzobispo coadjuntor de Saigón, fue arrestado por el régimen comunsta y pasó 13 años en la cárcel, 9 de ellos en aislamiento. En prisión escribió Mil y pasos en el camino de la esperanza. En 1991 fue liberado, Juan Pablo II le nombró, en 1994, presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz. Fundó Mater Unitatis. Falleció el 16 de septiembre de 2002 en Roma. Actualmente, se sigue un proceso para su canonización

No tengas más que una norma: el Evangelio. Esta es una constitución que debe primar sobre todas las demás. Es la que dejó el Señor a sus discípulos.

Elegir supone siempre sentirse a disgusto, dudar, pensar... pero al fin tendrás que decidirte (Card. Van Thuan).

La alegría y el valor son más necesarios en el momento del fracaso que cuando todo va bien. Los que son capaces de ello son los héroes que pueden contarse con los dedos de la mano. (Card. Van Thuan)

Sea cual sea tu casa, un suntuoso palacio o una cabaña, hazla digna de amor. Y entonces se convertirá en un paraíso: el Señor habitará en ella (Card. Van Thuan).

Si te ganas el corazón de tus subordinados, los verás desplegar toda su energía para seguirte, pues sabrán que los quieres de verdad y que harías por ellos cualquier sacrificio. Si no mandas con amor; te verás obligado a utilizar el peor de los métodos: la fuerza (Card. Van Thuan).