Cómo combatir el estrés en el momento

Publicado en Persona
Valora este artículo
(2 votos)

estreseneltrabajo

Qué hacer cuando sientes que el estrés te está ganando la batalla

Hay muchos consejos acerca de cómo manejar el estrés, pero mucho de ellos están enfocados en estrategias a largo plazo, en este artículo nos enfocamos en las maneras de controlar el estrés al momento en que surge.

Estrés en el trabajo.

De acuerdo a los expertos 8 de cada 10 empleados están estresados en el trabajo. Cargas de trabajo demasiado pesadas, poca paga, largos recorridos para llegar al lugar de trabajo son las causas más comunes.

Lo que hace peor esta circunstancia es que la gente ya llega estresada al trabajo debido a problemas en su casa o familia. Y todos estos estresantes se van acumulando y es fácil que se salgan de control con resultados poco deseables para nuestras relaciones, nuestro trabajo y aún en la autoestima pues cambia la percepción que tenemos de nosotros mismos.

Las señales del estrés

Se recomienda reconocer lo antes posible las señales de nuestro estrés: sudoración en las manos, ñañaras en el estómago, tensión muscular alrededor del cuello, tensión nerviosa, etc. para poner a funcionar las contramedidas de inmediato. Nunca hay que tratar de ignorarlas.

Utilizar la energía para enfocarse

Muchas veces al sentir estrés nuestra energía se despilfarra en nerviosismo y quejas ante un problema que tenemos que resolver, los expertos aconsejan cambiar nuestro enfoque mental y ver el problema como un reto o un desafía, parar de quejarnos y utilizar esa energía para poner manos a la obra y resolver la tarea asignada.

Calmarse con palabras

Nuestra voz interior cuando estamos bajo el estrés tiende a ser negativa y poco constructiva. Los expertos igualmente recomiendan que Ud. tome el mando de esta voz interior y la utilice para calmarse y ver aspectos positivos de la situación, así como para darse aliento: “ya en otras ocasiones he enfrentado situaciones similares y las he sacado adelante”.

Respirar profundamente

Cuando estamos bajo tensión nuestra respiración tiende a ser corta, insuficiente e irregular, “tomar tres profundas y lentas respiraciones mientras observamos el movimiento del abdomen, inicia al sistema nervioso parasimpático, lo que induce a tener una respuesta más relajada” observa María González consultora y autora del libro Liderazgo Consciente. Respirar profundamente antes de una llamada difícil o anunciar malas noticias también ayuda a mantenerse en calma.

Platicar con un amigo

Siempre ayuda tener alguien de confianza, discreto, en quién poder presentarle nuestra perspectiva de la situación. Mejor aún, si es una persona con experiencia que nos pueda mostrar otras soluciones o puntos de vista que nos hagan crecer personal y profesionalmente.

Lista de prioridades

Una lista de pendientes con su prioridad ayuda a no sentirse sobrellevado por la situación, además de que hace que nos enfoquemos en lo más importante y urgente. También nos da un sentimiento de avance al ver cómo se van palomeando las actividades a realizar.

Proyectar calma

El estrés es contagioso. Cuando alguien siente tu tensión reacciona a ella, por lo que es mejor forzar nuestra voz para hablar de una forma cortes y controlada. Hablar razonablemente y acerca de los hechos. Si logras conservar la calma los demás también lo harán y será para el beneficio del proyecto, del equipo y de ti mismo.

Fuente:

How to Handle Stress in the Moment en Harvard Business Review.

 

Kalopi

Es una rata blanca de laboratorio, que apenas salvo su vida en un experimento. "Como es bien sabido las ratas de laboratorio son seres inteligentes pandimensionales" y que saben que la respuesta matemática a la vida, el universo y todo lo demás es 42 (aunque ignoran la pregunta). Sigue estudiando las implicaciones de esta respuesta desde las tropicales tierras de México.

Más en esta categoría: El derecho de hablar con Dios »