Jueves, 22 Septiembre 2016 10:54

Cómo ser más auto-disciplinado

Escrito por  Veritas Redacción.
Valora este artículo
(1 Voto)

autodisciplina

Hay veces en las que cuesta trabajo imponerse a uno mismo la disciplina necesaria para llevar a cabo un trabajo requerido. Sin embargo, hay ciertas actitudes que nos pueden ayudar en estas situaciones, y si las adoptamos como hábito en la vida diaria, podemos convertirnos en personas auto-disciplinadas.

Actúa

Escoge actuar o, en otras palabras, haz lo que deberías hacer. No esperes hasta que sientas que estas en el humor correcto.

No te detengas, sigue adelante

Decide seguir adelante, y terminar lo que has comenzado. No te permitas darte por vencido cuando solamente llevas recorrido una parte del camino.

Honestidad, sin pretextos ni excusas

Se honesto contigo mismo y atrápate en tus propias excusas. Esto son generalmente una forma de cubrir que ya no queremos hacer más alguna cosa en particular.

Todo es parte del plan

Planea por adelantado y rompe esas grandes metas en objetivos más pequeños, que se puedan llevar a cabo a corto plazo. Es mejor si calendarizas todo, pues así le pones un tiempo específico a las acciones que debes llevar a cabo.

La recompensa llega después

Recuerda lo bien que te vas a sentir cuando cumplas tu cometido más adelante. Aunque en este momento te cueste trabajo realizar las tareas que debes cumplir, tu yo futuro estará agradecido por lo que hiciste el día de hoy.

Importante hoy y mañana, no solo en el momento

También es importante separar lo que es importante no solo en este momento, sino además a largo plazo, de aquello que solo es momentáneo, y que tal vez parece urgente, pero que a la larga pierde su significancia. Así podrás poner más empeño en aquello que realmente valga la pena.

La paradoja del tiempo: unos “minutitos más” se convierten en horas

Trata de no distraerte por cosas que se “comen” tu tiempo: los videojuegos, los maratones de series de televisión y películas, inclusive las redes sociales son actividades que toman mucho tiempo, pues es clásico que una vez que nos entretenemos en estas cosas, pensemos que “un ratito más” no tiene nada de malo. Tampoco quiere decir que si disfrutas de alguna de estas actividades debes dejarlas de lado por completo y dedicarte exclusivamente a trabajar: todo tiene un tiempo y un lugar, es cuestión de organización y de equilibrio.

“Dime con quién andas…”

Júntate con otras personas que sean auto-disciplinadas y que entiendan el valor de trabajar duro ahora mismo. Bien dice el dicho “dime con quién andas y te diré quién eres”. Estar con personas que aplican la auto-disciplina en su vida te ayuda a aplicarla también en la propia, además de que así pondrán también llegar a un entendimiento mutuo y a sentirse mejor en la compañía de otros.

Síguenos

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Vimeo Subcríbete a nuestro boletín

Lo más...

Leído este mes

Nuevo