Cómo ser una persona más agradable

Publicado en Persona
Valora este artículo
(2 votos)

De cierta manera, nosotros creamos el mundo a nuestro alrededor por medio de nuestras palabras y acciones. Si fuésemos más agradables y amigables unos con otros, cuanto mejor sería el mundo que habitamos.

Respetuoso con todos

Trata a las demás personas con respeto y entendimiento; y usualmente encontrarás que ellos también harán lo mismo por ti. Pero incluso si no es así, dejarás una impresión positiva, y otros notarán que eres una persona de calidad.

La amabilidad abre puertas

Se amable y cortés, verás que no requiere mucho esfuerzo adicional. Tanto tus “gracias” como “de nada” te ayudarán a abrir las puertas del camino.

El poder de sonreír

Sé cálido y placentero, sonríe y esparce algo de alegría a tu alrededor. Escoge ser más optimista, reír y compartir la felicidad con las personas de tu alrededor.

Es un equipo

Cuando seas parte de un equipo, trata de trabajar bien con los demás. A nadie le gustan las personas con la cabeza dura que solo quieren hacer las cosas a su propia manera. Recuerda hacer tu parte, colabora y reparte el crédito con los demás, que para algo son un equipo.

Discúlpate

Cuando sea necesario discúlpate, pues recuerda que todos en algún momento cometemos errores. No solamente esto facilitará encontrar una solución, también descubrirás que los demás aprecian a quien puede admitir sus equivocaciones.

Haz un cumplido

Da cumplidos a las otras personas en una manera genuina y real. Todos tenemos cosas por las cuales estamos orgullosos. Elogia lo bueno, evita las malas críticas.

La importancia de escuchar

Escucha bien a los demás y muestra interés en lo que los otros tengan que decir. Esto demuestra que le das importancia y que te preocupa lo que piense la otra persona, además de que forma vínculos cooperativos entre ambos.