Miércoles, 26 Octubre 2016 11:50

Recomendaciones para escuchar mejor

Escrito por  Veritas Redacción.
Valora este artículo
(1 Voto)

escucharmejor

A todos nos gusta que nos presten atención cuando estamos hablando, pero ¿hacemos lo mismo con los demás? Escuchar a los demás tiene beneficios para ambas partes, por eso aquí te dejamos unos tips para mejorar cómo escuchamos.

Sin interrupciones

Deja que quien esté hablando finalice primero con lo que está diciendo, a una velocidad a la que se sienta confortable, antes de dar una respuesta. De lo contrario parecerá que no te importa la conversación y que tienes demasiada prisa por irte.

Atención

Dale tu total y completa atención a quien habla. Ignora lo que sucede alrededor y bloquea los ruidos que te distraigan. Si el ambiente es demasiado ruidoso, propón ir a un lugar más tranquilo para continuar la conversación.

El diálogo interno

Presta atención a tu diálogo interior y no dejes que tu mente vagabundee por ahí. Este no es el tiempo para que critiques o juzgues a quien habla, o de que estés repasando la lista de todas las cosas que tienes por hacer. Concéntrate en la conversación: no solo lo que se dice verbalmente, también observa el lenguaje corporal del hablante y capta lo que indica su tono de voz.

Lenguaje corporal

En muchas ocasiones estamos ahí sin concentrarnos realmente en lo que se dice. Nuestro gran delator suele ser el lenguaje corporal. Así que también hay que prestarle atención a nuestro propio lenguaje corporal. Pregúntate ¿qué clase de mensaje estoy enviando a mi interlocutor? Deberías enfatizar verte con un apoyo e interés genuino, además de interesado, concentrado, enfocado y con una actitud de aceptación.

El silencio

Muchas personas no se sienten a gusto cuando hay un silencio, y tratan de llenarlo inmediatamente para continuar con la conversación. No te precipites. En ocasiones estos silencios son pausas necesarias que invitan a la persona a seguir hablando del tema, a elaborar un poco más el tema y a meditarlo. Aprende a sentirte cómodo con los silencios. Recuerda que no siempre existe una respuesta o solución correcta, y al apresurar las cosas puede parecer que no se le da la importancia necesaria al asunto. Además, muchas veces lo que se busca no es esa respuesta, sino compañía y empatía.

No es sobre ti mismo

Escuchar a los demás con atención y empatía no se trata sobre uno mismo. Puede ser que tengamos experiencias similares (o incluso peores), pero desviar la conversación diciendo “yo lo he pasado peor” o “mis problemas son más grandes” es simplemente egoísta. En estas situaciones tú estás ahí para el otro. En ese momento ellos son la prioridad. No trates de hacer todo sobre ti; primero escucha y luego, si tienes algo amable o útil que decir, hazlo, de lo contrario, ofrece tu apoyo de la forma que puedas.

Adaptado de Tips for Listening Well

Síguenos

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Vimeo Subcríbete a nuestro boletín

Lo más...

Leído este mes

Nuevo