Un trato amable y respetuoso ayuda a fortalecer y a hacer más efectivo el trabajo en grupo

Publicado en Persona
Valora este artículo
(1 Voto)

respetoequipotrabajo

Estudios científicos muestran que los equipos donde imperan los comentarios negativos o hasta los insultos destruyen la efectividad y confianza para realizar su trabajo.

Un ambiente constantemente crítico y negativo hace que los miembros no sientan una seguridad psicológica necesaria para sentir la confianza para compartir información y buscar ayuda de sus compañeros en caso de necesitarla, además dejan de ofrecer su ayuda. Todo esto afectando la efectividad de su trabajo.

En cambio, un trato amable y respetuoso puede mejorar el rendimiento de un equipo. Google descubrió que era más importante las CÓMO son las interacciones en un grupo que QUIÉNES formaban al equipo. Los miembros de un grupo que les brindaba una mayor seguridad psicológica tendía más a usar las ideas de sus compañeros, generaban mayores ganancias y eran calificados como “efectivos” más frecuentemente.

La importancia de los líderes

Todo empieza arriba. Cuando el líder del equipo los trata de buena forma y justamente, los miembros se vuelven más productivos, y están dispuestos a ir más allá de los requerimientos de su trabajo. También incremente la efectividad y la creatividad. No sólo eso, también se detectan errores y problemas más pronto y la iniciativa para corregirlos y reduce el estrés y el desgaste emocional del trabajo.

En un estudio que involucró más de 20,000 entrevistas a empleados, se encontró que aquellos que se sentían respetados en su trabajo tenían un 92% mayor enfoque en sus tareas y prioridades y un 55% mayor compromiso.

Cómo lograrlo

Los especialistas recomiendan tener un diálogo abierto que deje claro la importancia del respeto y hablar abiertamente con los miembros del equipo para crear un código de civilidad. La creación de estas normas colectivas ayuda a tener un mayor apoyo de parte del equipo para cumplirlo y hace que se sientan responsables por su cumplimiento. Una forma sencilla de plantearlo es preguntarles “¿Quién quieres ser?”.

Además de tener un código de civilidad es importante darlo a conocer y asegurarnos que se entiende perfectamente. Además, es importante que se capacite a las personas a mejorar sus habilidades emocionales, para escuchar a otros, y para ser capaces de tener el tacto para ofrecer retroalimentación.

En resumen, vale el esfuerzo de fomentar el respeto en los equipos de trabajo ya que mejora la colaboración y el desempeño.

Fuente:

How Rudeness Stops People from Working Together por Christine Porath en Harvard Busines Review.

 

Más en esta categoría: Cómo dejar de preocuparse »