Ayuda a tu hijo a mejorar su concentración con estos 8 consejos

Publicado en Familia
Valora este artículo
(1 Voto)

niniosconcentracion

Si ayudamos a nuestros hijos con buenos hábitos de vida, les estaremos dando una valiosa herramienta para lograr la concentración en cualquier actividad que emprendan, y poder alcanzar así metas personales.

Muchos padres continuamente se quejan de que su hijo no logra concentrarse o de que cualquier actividad que emprende lo tiene quieto unos pocos segundos. En una sociedad en la que los niños son híper estimulados por la tecnología y un sinfín de distractores, es necesario poner un freno a tiempo y volcarlos hacia actividades que desarrollen sus capacidades más originales.

La concentración, entendida como habilidad para controlar estímulos y enfocar la atención en lo deseado, si se mantiene por un tiempo determinado constituye una herramienta que nos servirá a lo largo de la vida; para la escuela, el trabajo, los quehaceres del hogar; para manejar, estudiar y saber escuchar, entre otras muchas actividades.

Si deseamos fomentar en nuestros hijos la concentración debemos de seguir una serie de pasos y habituarlos a ellos de forma sistemática. Recuerda que todo lo que se repite se convierte en hábito. Y si ayudamos a nuestros hijos con buenos hábitos de vida, les estaremos dando una valiosa herramienta para lograr la concentración en cualquier actividad que emprendan, y poder alcanzar así metas personales:

1. Ir a la cama temprano

Detrás de una buena concentración seguramente hubo un buen descanso. Inculca el hábito de ir temprano a la cama, de este modo, al día siguiente, despertará de buen ánimo para hacer sus tareas, o simplemente para aprender jugando.

2. Nutrir el cuerpo para nutrir la mente

Un niño bien nutrido tendrá más oportunidades de recibir en forma positiva cualquier aprendizaje. Alimenta a tu hijo con comidas nutritivas y ofrécele siempre agua. Una buena alimentación mejora de forma significativa los resultados académicos y los objetivos propuestos.

3. Orden y limpieza a la orden

Desde pequeños deben ordenar sus objetos personales y juguetes y colaborar en el hogar para mantener el orden y la limpieza. Esto será un buen hábito que mantendrán a lo largo de sus vidas y los ayudará a fomentar su capacidad de concentración y aprendizaje.

4. Menos pantalla, más lectura

La sobre estimulación que ofrecen las nuevas tecnologías cargan de información los cerebros de los pequeños; información que, en demasía, es difícil de procesar. Por ende, la concentración en diversas tareas disminuye. Intenta acercar a tu hijo a la lectura desde pequeño. Apaga la televisión y tómate el tiempo para compartir un buen libro; ten por seguro que nunca estarás perdiendo el tiempo.

5. "Los mirones son de palo"

Cuando estás escribiendo o haciendo una actividad muy concentrado no te gusta que te distraigan. Lo mismo sucede con los niños. Cuando veas a tu hijo concentrado en alguna tarea, no intentes ayudarlo si no lo pide, ni le preguntes qué está haciendo. Deja que él sólo experimente. Así estarás fomentando la concentración y reforzando su estima para la concreción de sus propias metas.

6. Mira a los ojos

Cuando intentes explicar algo a tus hijos mantén con ellos el contacto visual. Si no te miran, pide que te miren y comienza luego a explicar. Esta acción es válida desde que son muy pequeños y también sirve para cuando debes regañarlos por alguna travesura. El contacto visual favorece positivamente la concentración.

7. Comienza ahora

No esperes a que tu hijo entre en edad escolar. Ten presente que ayudarlos y enseñarles a concentrarse les va a ayudar por el resto de sus vidas. Es un buen momento para iniciar cuando son pequeños. Le estarás enseñando una valiosa herramienta.

8. Sé comprensivo

Ten paciencia y comprende que están en una etapa de crecimiento. Sus cerebros se desarrollan rápidamente y muchas veces deben procesar mucha información junta. Ten en cuenta que la concentración es una habilidad que se adquiere con tiempo y buenos hábitos.