Conversando en familia

Publicado en Familia
Valora este artículo
(0 votos)
 

Muchas veces tenemos miedo de iniciar una conversación verdaderamente formal con nuestros padres, o los padres con sus hijos, pero es algo indispensable para fortalecer los lazos ente unos y otros, además de que es la manera de guiar a los hijos en las distintas etapas de su vida, especialmente durante la adolescencia, cuando requieren de especial apoyo.

Es muy importante darnos el tiempo y el lugar adecuado para conversar, cada hijo por separado, con sus padres o, al menos, con uno de ellos. Como mencionamos, no dejemos pasar más el tiempo, pues puede llegar a ser demasiado tarde.

Algunas guías para este tipo de conversación son; amor, aceptación total por la otra persona, comprensión (especialmente por parte de los padres), sinceridad y franqueza. No debemos ocultar las cosas o los temas ¨delicados¨ por un falso pudor, ya que para eso son este tipo de conversaciones, para clarificar lo dudoso, lo difícil.
El primer paso es escuchar atentamente, especialmente por parte de los padres, evitando regañar, pues eso bloquea cualquier tipo de comunicación.
No dejemos para mañana la conversación que hoy podría evitar grandes males.

Más en esta categoría: El amor en familia »