“Absolutamente irresponsable” permitir evento gay junto a Marcha por la Familia

Publicado en Fe
Valora este artículo
(1 Voto)

marchasfrente08

El vocero de la Arquidiócesis Primada de México, P. Hugo Valdemar, calificó de “absolutamente irresponsable” que la secretaria de gobernación de Ciudad de México, Patricia Mercado, permitiera un evento gay en la misma zona y horario que la Marcha por la Familia, convocada desde hace dos meses.

Patricia Mercado, en declaraciones a la prensa mexicana el 21 de septiembre, confirmó que había otorgado permiso a una manifestación gay que promueve una “resistencia civil” en el monumento El Ángel de la Independencia, en la misma zona en la que se realizará la Marcha por la Familia el 24 de septiembre.

En entrevista con el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME) publicada el 22 de septiembre, el P. Valdemar calificó la decisión de las autoridades como “absolutamente irresponsable”.

El sacerdote mexicano explicó que los integrantes del colectivo homosexual “pueden manifestarse públicamente el mismo día, a la misma hora, pero no en el mismo espacio”.

“Permitir esto, como lo ha hecho la señora Mercado, es exponer a las agresiones e insultos de la comunidad lésbico-gay a los padres de familia y a muchos niños que participarán en la marcha”, señaló.

El vocero de la Arquidiócesis de México precisó que “a diferencia de los padres de familia que han participado en las marchas del Frente Nacional por la Familia, quienes siempre se han mostrado tolerantes y respetuosos, la comunidad lésbico-gay no lo es”.

“Para muestra están la manifestación que hicieron en las oficinas del Arzobispado de México, que terminaron en actos de vandalismo e insultos; la que realizaron a la Catedral Metropolitana, donde se burlaron de la fe católica y de la devoción guadalupana del pueblo, y qué decir de las agresiones e insultos que profirieron a los participantes de las marchas del 10 de septiembre en varias ciudades del país”.

El P. Valdemar aseguró que de parte de los participantes de la Marcha por la Familia “absolutamente no veo ningún riesgo” de agresión, pues el masivo evento realizado en más de 120 ciudades el 10 de septiembre “fue una muestra de civilidad y de respeto”.

“Pero de la comunidad lésbico-gay, desde luego que hay un grave riesgo, ya que suelen ser intolerantes y agresivos”, advirtió.

El sacerdote mexicano responsabilizó a la secretaria de gobierno de Ciudad de México por “cualquier situación de violencia o provocación que ocurra”, debido a su decisión irresponsable de permitir a la comunidad lésbico-gay ir a provocar e insultar a los participantes de la marcha en favor de la familia”.

El vocero de la Arquidiócesis de México explicó que en los dos meses de convocada la Marcha por la Familia se ha requerido “un gran esfuerzo de organización”.

“Han tenido que coordinarse con las autoridades capitalinas, entregando una serie de documentos que seguramente a nadie le piden, e incluso pagado de su bolsa peritajes que garanticen la seguridad de los asistentes ese día”, indicó.

“Me pregunto: ¿cómo es posible que a la comunidad lésbico-gay, de última hora y sin mayor exigencia, se le permita ir no a manifestarse, sino a provocar y agredir, que es lo que harán?”.

El sacerdote recordó que la comunidad gay convocó originalmente su manifestación para el 25 de septiembre, un día después de la Marcha por la Familia. “Ahora resulta que no, que quieren ir a ‘manifestarse’ el mismo día, a la misma hora y en el mismo espacio”.

“La intención es muy clara, quieren ir a provocar y agredir a quienes buscan defender el matrimonio y la familia”, dijo.

Lo que quieren los que promueven el mal llamado “matrimonio” gay y la ideología de género, dijo el P. Valdemar, es “la foto, un efecto mediático”.

“Quieren una toma de ambas manifestaciones en la que aparezcan como las víctimas de la intolerancia y del odio, cuando en realidad son ellos los intolerantes y provocadores”, señaló.

“Y la señora Patricia Mercado, que es activista de esas causas, y de otras peores como la del aborto, les ha facilitado todo, exponiendo a los padres de familia y a los niños. Esta señora está actuando no con imparcialidad, sino con complicidad. Eso preocupante y vergonzoso”, concluyó.