Lunes, 19 Septiembre 2016 12:01

Actitudes que pueden apagar la fe

Escrito por  Veritas Redacción.
Valora este artículo
(1 Voto)

apagarluzfe

Fuimos llamados a ser la luz de este mundo y, sin embargo, hay actitudes que tomamos en nuestra vida que podrían opacar, incluso apagar dicha fe. El Papa Francisco dedicó unos momentos para señalar y advertir en contra de estas actitudes fatales.

El Papa Francisco señaló una serie de comportamientos que conllevan el riesgo de apagar la luz recibida por Dios: la envidia, el tramar contra el prójimo y apartar el bien, así como pelear continuamente con alguien.

Explicando en la homilía el Evangelio del día, el Papa Francisco señaló que “cuidar la luz es cuidar algo que se nos ha entregado como don y si nosotros somos luminosos, somos luminosos en este sentido: de haber recibido el don de la luz en el día del Bautismo”.

Asimismo, indicó que “nunca (se debe) posponer la fe: el bien no tolera el frigorífico. El bien es hoy, y si tú no lo haces hoy, mañana ya no estará”. Así pues, el “esconder el bien para el mañana” se convierte en una manera de apagar la luz de la fe.

Añadió que “otra manera para no cubrir la luz es no planear el mal contra tu prójimo mientras él permanece fiel a ti. Cuántas veces la gente tiene confianza en una persona o en otra y éste trama el mal para destruirlo, para ensuciarlo, para hacerlo ser menos. Es el pequeño pedazo de mafia que todos tenemos a mano”. “¡Aquel que se aprovecha de la confianza del prójimo para planear el mal es un mafioso!”

El buscar pelea también apaga la fe: “Siempre buscamos alguna cosita para pelear. Pero al final cansa, no se puede vivir así. Es mejor dejarlo pasar, perdonar (…) hacer como si no viésemos las cosas, no pelear continuamente”.

Finalmente, el Papa Francisco señaló a la envidia y a los celos como una de las grandes fuentes del deterioro de la fe: “otro consejo que da este Padre a sus hijos para no cubrir u ocultar la luz: ‘No envidies al hombre violento y no te irrites por todos sus éxitos, porque el Señor tiene en el horror al perverso, mientras que su amistad es para los justos’. Y muchas veces nosotros, algunos, tenemos celos, envidias por aquellos que tienen cosas, que tienen éxito, o que son violentos… pero repasemos un poco la historia de los violentos, de los poderosos… Bah, es muy sencillo: los mismos gusanos que nos comerán a nosotros les comerán a ellos, ¡los mismos!”.

Terminó su potente reflexión con la siguiente frase: “Al final seremos todos iguales. Entonces, envidiar, el poder, tener celos, cubre la luz”.

Fuente

ACI Prensa: Estas son las actitudes que pueden apagar en cada uno la fe dada por Dios, según el Papa

Síguenos

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Vimeo Subcríbete a nuestro boletín

Lo más...

Leído este mes

Nuevo