Miércoles, 09 Noviembre 2016 09:46

Bondad y delicadeza de un santo

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

papapablovi

Recuerdo de la ocasión en la que el papa Pablo VI hizo una visita oficial a la India donde conquistó el corazón de todos sus habitantes.

En 1964, con ocasión del congreso eucarístico de Bombay, el papa Pablo VI hizo una visita oficial a la India donde conquistó el corazón de todos sus habitantes, hindúes y musulmanes en su mayoría. Las gentes aún recuerdan que, cuando se desplazaba al interior del país, sólo lo hacía en aviones que perteneciesen a compañías locales y que pagaba el billete; que ofreció un donativo de cinco mil dólares a la familia de un periodista asesinado en el cumplimiento de su misión; que comió con los niños de un orfelinato sentándose entre ellos; que regaló su automóvil Lincoln, obsequio de los americanos, a la madre Teresa y tomó un jeep para sus visitas; que firmó un cheque de quinientos millones de francos para ayudar a los pobres e hizo un llamamiento a los países ricos en favor de los países subdesarrollados. Una sola semana de su presencia bastó para dejar en la India el recuerdo sagrado de un santo hombre de Dios, hasta el punto de que los taxis evitaban pasar por ciertas calles '

Síguenos

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Vimeo Subcríbete a nuestro boletín

Lo más...

Leído este mes

Nuevo