El santo que abría el sagrario

Publicado en Fe
Valora este artículo
(1 Voto)

Una reflexión acerca del poder de la oración ferviente.

¿Crees tú en el poder de la oración? Medita estas palabras del Señor: «Os lo aseguro: pedid y recibiréis, buscad y encontraréis, llamad y os abrirán» (Lc 11,9). ¿Conoces alguna compañía de seguros que ofrezca semejantes garantías? (Card. Van Thuan).

Un santo que no ora es un santo falso. Espera un poco, que no tardará en quitarse la máscara (Card. Van Thuan).

Cuando san Vicente Ferrer se encontraba con personas endurecidas y refractarias a la conversión, no paraba de rezar, ayunar y mortificarse para conseguir para ellas gracias divinas más abundantes. En los casos más obstinados, no temía abrir el sagrario para hablar sin velos con Dios a quien quería arrancarle gracias especiales para esas almas que había tomado a su cargo.

Cardenal Van Thuan

Siervo del Señor, Francisco Xavier Nguyen Van Thuan fue arzobispo coadjuntor de Saigón, fue arrestado por el régimen comunsta y pasó 13 años en la cárcel, 9 de ellos en aislamiento. En prisión escribió Mil y pasos en el camino de la esperanza. En 1991 fue liberado, Juan Pablo II le nombró, en 1994, presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz. Fundó Mater Unitatis. Falleció el 16 de septiembre de 2002 en Roma. Actualmente, se sigue un proceso para su canonización
Más en esta categoría: "La Iglesia soy yo" »