Escritos espirituales de un presidente de la República

Publicado en Fe
Valora este artículo
(1 Voto)

La fe infunde santidad a todos los aspectos de la vida cotidiana, tal como lo demuestra este inesperado descubrimiento dentro de dos maletas de un antiguo presidente italiano.

Los primeros cristianos usaban un lenguaje muy gráfico cuando decían: «El apóstol lleva a Cristo en su corazón, en su rostro, en sus manos, en su espíritu y sobre sus hombros». En una palabra, está totalmente impregnado de Cristo y lo da a los demás (Card. Van Thuan).

No seas de los que hablan mucho y hacen poco. No prolongues tus actividades a costa de la oración. Evita el recibir sin restricción y el ser tacaño para dar. No practiques la tolerancia contigo mismo y la severidad con los demás (Card. Van Thuan).

Hubo un hombre de acción que no sólo desempeñaba su profesión, sino que le infundía una espiritualidad que santificaba su vida y su cargo. Alcide de Gasperi, presidente del Consejo de la República italiana, tenía que reconstruir su país «de las ruinas y las destrucciones acumuladas en la segunda guerra mundial, y colocar de nuevo a Italia en el concierto de las grandes naciones». A su muerte, en 1945, se descubrieron en sus aposentos dos maletas repletas de papeles personales. Eran sus meditaciones diarias, que él ponía por escrito antes de comenzar sus jornadas llenas de preocupaciones y de trabajo.

Cardenal Van Thuan

Siervo del Señor, Francisco Xavier Nguyen Van Thuan fue arzobispo coadjuntor de Saigón, fue arrestado por el régimen comunsta y pasó 13 años en la cárcel, 9 de ellos en aislamiento. En prisión escribió Mil y pasos en el camino de la esperanza. En 1991 fue liberado, Juan Pablo II le nombró, en 1994, presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz. Fundó Mater Unitatis. Falleció el 16 de septiembre de 2002 en Roma. Actualmente, se sigue un proceso para su canonización