Publicado en Fe
Valora este artículo
(1 Voto)

inversionventajosa

Has de estar dispuesto a sacrificar las comodidades que creas incompatibles con la vida de un auténtico apóstol. No te crees necesidades inútiles (C. E. 303).

Has de estar dispuesto a sacrificar las comodidades que creas incompatibles con la vida de un auténtico apóstol. No te crees necesidades inútiles (C. E. 303).

Que tu corazón sea tan enorme, que pueda abarcar en su totalidad el proyecto de evangelización de la Iglesia y latir a su ritmo (C. E 331).

Un viejo indio cristiano era conocido en su juventud por su afición inmoderada al alcohol, al café y al tabaco. Un día, le cayó entre las manos una revista cristiana en la que vio que se apelaba a la generosidad de los cristianos para apadrinar a jóvenes seminaristas de las diócesis pobres. En la lucha entre su deseo de hacer el bien y su pequeño vicio, finalmente se decidió por apoyar la obra de las vocaciones, y envió regularmente sus ahorros al centro indicado. Cuando celebró los ochenta y cinco años, tuvo la alegría de verse rodeado de treinta ahijados. «He hecho una excelente inversión... No me volveré atrás tan pronto», decía.

Cardenal Van Thuan

Siervo del Señor, Francisco Xavier Nguyen Van Thuan fue arzobispo coadjuntor de Saigón, fue arrestado por el régimen comunsta y pasó 13 años en la cárcel, 9 de ellos en aislamiento. En prisión escribió Mil y pasos en el camino de la esperanza. En 1991 fue liberado, Juan Pablo II le nombró, en 1994, presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz. Fundó Mater Unitatis. Falleció el 16 de septiembre de 2002 en Roma. Actualmente, se sigue un proceso para su canonización