Cómo tener éxito en la escuela

Publicado en Sociedad
Valora este artículo
(1 Voto)

Unos sencillos consejos que te ayudarán a cumplir de mejor manera con tus tareas escolares

Al que madruga…

Toma el hábito de levantarte temprano. Todos podemos beneficiarnos de tener un poco de tiempo extra en la mañana. Esto reduce el estrés, ayuda a prevenir que te olvides de algo y evita esos mañanas apuradas y alocadas.

Sin distracciones

Decide terminar con todas esas distracciones. Apaga el televisor, el teléfono, las redes sociales, y todo aquello que pueda distraerte. Escóndelos cuando tengas trabajo por hacer, y no vuelvas a prenderlos hasta haber terminado.

La noche anterior

Prepárate para el día siguiente la noche anterior. Antes de ir a la cama, haz una lista mental de todo lo que necesitas para el día siguiente, y asegúrate de tenerlo listo. De ser posible ten lista tu ropa, tus libros ordenados, la mochila empacada, la cartulina en un lugar que no olvides… todo listo para no tener que perder tiempo en la mañana.

Organización

Haz de la organización una prioridad. Esto aplica no solo a los materiales escolares (que podrás encontrar rápidamente si tienen su propio lugar, en vez de perder tiempo buscándolos), también para las tareas y trabajos (prueba a llevar una agenda para que no se te pase el tiempo de entrega).

A dormir

Ve a la cama a una hora razonable. Además de que es fundamental que el cuerpo y la mente recarguen energías para sacar el máximo provecho al día siguiente, dormir también ayuda a aprender y recordar mejor las cosas.

Leer

Haz de la lectura uno de tus pasatiempos. Leer tiene muchos beneficios, ayudando a desarrollar habilidades del lenguaje y a tener un vocabulario más amplio, pero también puede servir para otros ámbitos fuera de los escolares, pues se ha demostrado que leer mejora la empatía y las habilidades sociales, puede reducir el estrés e incluso puede prolongar la esperanza de vida.

Comer

Come bien. Para poder aprender, es necesario contar con la energía necesaria. Por ello el desayuno es fundamental, nunca lo saltes, y trata de que los alimentos que consumas en él sean balanceados, con una buena dosis de proteínas.

Afuera

Toma aire fresco y ejercítate. Esto ayuda con la atención mental, la concentración, una memoria eficiente y un humor positivo.