Martes, 11 Octubre 2016 09:59

Compañías refresqueras pagan a organizaciones de salud para callar críticas

Escrito por  Veritas Redacción.
Valora este artículo
(1 Voto)

refresqueraspaganosp

El consumo excesivo de azúcar es uno de los principales factores causantes de obesidad y diabetes. Conteniendo altos niveles de azúcar, los refrescos y otras bebidas se han enfrentado a grandes críticas. Sin embargo, para callar las críticas, quejas y políticas de control, las compañías refresqueras solo han tenido que patrocinar a diversas organizaciones de salud pública.

No es secreto que el consumo excesivo de azúcar es dañino para la salud. Tampoco es secreto que los refrescos y otras bebidas azucaradas contienen este ingrediente en exceso, llegándose a decir que un envase individual contiene de 12 a 17 cucharadas de azúcar.

Por eso se esperaría la creación de ciertas políticas que trataran de disminuir el consumo de dichas bebidas; de hecho en México, primer lugar mundial en obesidad, existe un impuesto añadido a las bebidas azucaradas que, según estimaciones del Centro de Población de la Universidad de Carolina del Norte y el Instituto Nacional de Salud Pública, logró reducir en 6% el consumo de las mismas.

Sin embargo, la historia es diferente en los Estados Unidos, segundo lugar en obesidad, y país que es ejemplo a seguir en gran parte del mundo. La razón parece haberse revelado el artículo recientemente publicado del American Journal of Preventive Medicine titulado Sponsorship of National Health Organizations by Two Major Soda Companies (en español Patrocinio de Organizaciones Nacionales de Salud por dos grandes empresas de refrescos).

En este trabajo de investigación se encontró que de 2011 a 2015, The Coca Cola Company y Pepsi Co. patrocinaron 96 organizaciones de salud nacionales, muchas de ellas con la misión específica de combatir la obesidad, de las cuales el 99% recibieron fondos de The Coca Cola Company mientras que el 14% los recibieron por parte de Pepsi Co. (los números se deben a que varias organizaciones aceptaron fondos de ambas compañías).

De esta manera lograron ejercer presión en contra de legislaciones que afectaran la venta de sus productos. El estudio encontró que ambas compañías hicieron campaña contra 29 proyectos de ley de salud pública destinadas a reducir el consumo de refrescos o mejorar la nutrición, incluyendo la regulación de anuncios comerciales, restricciones en la compra de comida de alto contenido calórico en el Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria, regulaciones en el etiquetado de productos con contenido proveniente de organismos genéticamente modificados (ya que algunos azúcares se pueden obtener de maíz transgénico), restricciones en la venta de refrescos y comida chatarra en las escuelas, y el impuesto a bebidas azucaradas.

Estas dos compañías patrocinaron diversas organizaciones de salud como una forma de marketing, así como para mejorar la imagen pública de las compañías. Sin embargo, como consecuencia las organizaciones apoyaron campañas políticas que favorecían a las empresas y a sus recursos, en lugar de priorizar la salud de los ciudadanos.

Fuentes

Sponsorship of National Health Organizations by Two Major Soda Companies

Coca-Cola y Pepsi pagaron a científicos para silenciar sus críticas sobre el azúcar

Impuesto a bebidas azucaradas logra reducir su compra en hogares mexicanos

Síguenos

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Vimeo Subcríbete a nuestro boletín

Lo más...

Leído este mes

Nuevo