Operación secreta de médicos israelís salva la vida de una niña siria

Publicado en Sociedad
Valora este artículo
(2 votos)

 

doctoresisraelniniasiria

La increíble historia de cómo los doctores israelís salvaron la vida de una pequeña niña siria sin importar el conflicto armado que existe entre ambas naciones.

Tras ser recibida en el Centro Médico Rambam, un hospital israelí, a causa de las severas heridas que había recibido al encontrarse en juego cruzado entre las milicias israelí y siria, una pequeña niña siria de nombre Yasmin, entonces de 5 años de edad, fue diagnosticada con leucemia. Lo que ocurrió a continuación fue una sorprendente operación secreta para salvar la vida de la pequeña sin importar la guerra que enfrentaban naciones enemigas.

Negándose a dejar a Yasmin irse sin recibir un tratamiento apropiado para su enfermedad, y teniendo en su favor lo confortable y amistosa que era la niña dentro del hospital, fue permitido por los agentes de seguridad que la niña se quedara para tratar y curar la leucemia.

Lo que siguió fue una sorprendente lucha para poder encontrar un donador viable de médula ósea. Siendo más probable que uno de los familiares de la niña diera positivo en los exámenes de compatibilidad, se dedicaron a buscar a su familia cercana. Habiéndose hallado al donador, nada menos que el propio hermano de la menor, quedaba un problema: él vivía en un país enemigo de Israel, lo cual hacía imposible que fuera al hospital para realizar la operación.

Así que para salvar a Yasmin, las Fuerzas de Defensa de Israel organizaron una operación secreta para ayudar a la madre y al hermano de la pequeña a cruzar de contrabando la frontera de Israel.

Con esta operación siendo clasificada, Yasmin se vio obligada a permanecer varias semanas aislada. Pero el personal del hospital no permaneció indiferente a su situación, dándole actividades y películas para entretenerse, además de organizar una visita a la playa.

Tras 7 meses de haber residido en el Centro Médico Rambam y luego de una operación y recuperación exitosa, Yasmin regresó a su hogar acompañada de sus seres queridos.

Al respecto, la madre de la niña dijo: “Estaría mintiendo si dijera que esperaba el buen tratamiento y la generosidad y estos incontables actos de raro humanitarismo.”