Sexualidad, Depresión y Suicidio

Publicado en Sociedad
Valora este artículo
(1 Voto)

En un nuevo informe del Colegio Americano de Pediatría se descubrieron vínculos ocultos entre la temprana actividad sexual, la disforia de género y el aborto en adolescentes con graves problemas de salud mental, incluyendo un aumento en la depresión y los pensamientos suicidas.

No lo dice un predicador de Trento, ni los obispos, sino un organismo científico: el Colegio de Pediatras Americanos. Entre los factores para que los adolescentes tengan pensamientos suicidas figuran la temprana actividad sexual precoz, el aborto o la transexualidad.

Los adolescentes que son más activos sexualmente, que han practicado un aborto o que son transexuales son más propensos a padecer depresión o a cometer suicidio. Así lo afirma el Colegio Americano de Pediatras en un nuevo informe donde han examinado los factores de riesgo que provocan ese tipo de dolencias y trastornos.

El estudio ha examinado la actividad sexual, el aborto y la disforia de género en adolescentes, de entre 13 a 17 años, a los que han dividido entre hombres y mujeres.

En concreto el estudio ha comprobado que las jovenes entre los 13 a los 17 años que tienen una vida sexual muy activa tienen tres veces más probabilidades de padecer depresión o tener pensamientos suicidas, a las chicas que se han abstenido de tener sexo durante su adolescencia.

Y los varones adolescentes que son activos sexualmente son ocho veces más propensos a padecer depresión en comparación con los jovenes que no han mantenido aún relaciones sexuales.

Si bien, el estudio constata que las adolescentes en general son más propensas a padecer depresión en comparación a los chicos de su misma edad, independientemente de los factores que la produzcan.

Esto cambia en la edad adulta, cuando son los varones más propensos que las mujeres a padecer depresión y a tener pensamientos suicidas.

Además el Colegio de Pediatras ha estudiado la relación entre el aborto y el suicidio y concluye que las mujeres que han abortado durante su adolescencia son 10 veces más propensas al suicidio o a padecer depresión durante su época adulta, por el trauma que arrastran.

El organismo americano ha analizado estos datos a raíz de un estudio del Colegio de Pediatras de Finlandia en el que se afirma que la tasa de suicidios de mujeres es del 2,5 a 7 veces mayor en mujeres que han abortado.

En cuanto a la transexualidad, el Colegio Americano de Pediatras constata que el diagnostico de disforia de género en ninos o adolescentes puede ser muy perjudicial tanto para su salud física como mental.

“Los ninos que creen que tienen el sexo biológico equivocado experimentan una confusión muy grave”, afirman en el informe. Esta confusión provoca que el 80% de los adolescentes transexuales pasen por un periodo de depresión.

Pero esa depresión puede aumentar con la medicación de cambio de sexo. Esta paraliza la pubertad, algo que no solo es perjudicial para la salud física del menor, sino también para su salud mental.

Según los expertos, el bloqueo de hormonas durante la pubertad induce un estado de enfermedad, es decir, provoca la ausencia de pubertad, inhibiendo el crecimiento y la fertilidad de un niño que, antes del proceso, era biológicamente sano.

Para saber más:

El Colegio Americano de Pediatras desacredita la ideología de género: «Hace daño a los niños»