Un asunto innecesario

Publicado en Sociedad
Valora este artículo
(1 Voto)

Una reciente investigación reveló una práctica poco ética de parte de varias clínicas de aborto privadas: ofrecen la terminación pronta del embarazo a pesar de que las mujeres solicitantes no se encuentren en dicho estado.

Un informe realizado de forma encubierta en Ciudad de México reveló que clínicas de aborto ofrecen esta práctica a mujeres que en verdad no están embarazadas.

Una investigación publicada el 13 de noviembre por el sitio web BuzzFeed encontró que al menos tres clínicas de aborto en Ciudad de México “dan diagnósticos falsos y ofrecen abortos legales que, en realidad, son innecesarios”.

En Ciudad de México el aborto está despenalizado desde 2007 hasta las 12 semanas de gestación, y esta práctica es realizada en clínicas públicas y privadas.

Según información del Gobierno de Ciudad de México, hasta la fecha se han realizado 176.355 abortos en centros de salud públicos en la capital del país. Los centros privados superarían ampliamente esta cifra.

La investigación de BuzzFeed partió del caso de tres estudiantes universitarias de psicología que, como parte de un trabajo, se presentaron ante clínicas de aborto fingiendo tener entre 10 y 15 días de gestación.

De acuerdo a las jóvenes, en seis de las 12 clínicas a las que asistieron les aseguraron que “sí tenían embarazos entre cuatro y seis semanas, y les ofrecieron interrumpirlos”.

Una periodista de BuzzFeed decidió repetir el experimento y encontró que “en las clínicas GinecaFem (Azcapotzalco), Promédica Mujer (Benito Juárez) y Fundación Naiset (Cuauhtémoc) se dio un diagnóstico erróneo y ofrecieron un aborto legal que, en realidad, era innecesario”.

En las clínicas no le realizaron pruebas de sangre, y en dos de ellas le presentaron ecografías en las que supuestamente aparecía un embrión.

Los abortos químicos iban desde los 900 pesos, alrededor de 47 dólares, hasta los 3 mil pesos, unos 158 dólares.

Los abortos por aspiración se los ofrecieron hasta en 4.900 pesos, alrededor de 258 dólares.

“En las tres clínicas sentí que existía un poco de presión para realizar el procedimiento. Tanto en Fundación Naiset como en ProMédica Mujer me preguntaron qué método elegía incluso antes de preguntarme si ya estaba segura o deseaba pensarlo antes”, señaló la periodista.

El aborto es una industria millonaria en Ciudad de México. En declaraciones a ACI Prensa en abril de este año, Ángel Soubervielle, Director de Pasos por la Vida, indicó que Marie Stopes, una de las más conocidas clínicas de aborto en la capital mexicana, hizo más de 33 mil abortos en 2016.

"Haciendo cuentas que lo hayan hecho por medicamento, que tiene un costo de 1.900 pesos (alrededor de 101 dólares). Pues son más de 60 millones de pesos (más de 3,2 millones de dólares) que obtuvo Marie Stopes en el 2016. Eso son más de 5 millones de pesos al mes".

“Que no nos digan que les importan las mujeres cuando están teniendo ganancias millonarias cada mes”, dijo.