Una cascada de agua sobre los tubos de terracota funciona como un hermoso acondicionador de aire de baja energía

Publicado en Sociedad
Valora este artículo
(1 Voto)

La solución sencilla y de baja tecnología añade un toque estético al típico electrodoméstico metálico y requiere poco mantenimiento para asegurar que su entorno se mantenga fresco.

La empresa de arquitectura y diseño de Nueva Delhi, Ant Studio, creó recientemente un sistema de refrigeración de baja energía que se basa en tubos de arcilla y el agua como una alternativa barata a los acondicionadores de aire tradicionales. El sistema esférico que recuerda a una colmena fue construido como parte de un proyecto de renovación de una fábrica de electrónica DEKI.

Con el fin de enfriar el aire, el sistema se empaca primero con unos cientos de conos de terracota. A continuación, se vierte agua por los lados de la estructura para que los objetos de arcilla puedan absorber el líquido mientras fluye por sus lados. Finalmente, el agua se evapora lentamente de los conos empapados, reduciendo las temperaturas alrededor de la instalación de 6 a 10 grados Fahrenheit.

Dispositivos de refrigeración similares han estado en uso durante miles de años, con evidencia arqueológica que sugiere que las ollas de arcilla se utilizaron para ayudar en métodos de refrigeración de agua ya en 3000 aC en Pakistán e India. La solución natural y barata también funciona como una instalación de arte, que parece más como una cascada posmoderna que un sistema de aire acondicionado. Aunque este sistema se basa en el agua bombeada eléctricamente, otras versiones podrían funcionar con el agua vertida o una conexión a una fuente de agua que fluye naturalmente para ser verdaderamente cero-energía.

Más en esta categoría: 7 cosas que tu casa cuenta de ti »