Vegetales y hierbas fáciles de sembrar y cosechar en tu propia casa

Publicado en Sociedad
Valora este artículo
(4 votos)

Las hierbas y vegetales son básicos para dar ese toque especial de sabor en la comida. Por ello, constantemente debemos anexarlos a nuestra lista de compras. Sin embargo, algunas de estas plantas puedes sembrarlas y cosecharlas en tu propia casa, de manera fácil y económica.

Zanahorias, ajos, cebollas… estas y otras plantas son parte importante de cualquier cocina. Por eso es sorprendente que sean tan fáciles de cultivar en nuestra propia casa, utilizado partes de estas plantas que normalmente desecharíamos en la basura.

Ajo

ajo

Para cultivar tu propio ajo en casa, solo necesitas un pequeño recipiente (de preferencia transparente), agua y un ajo que este germinando. Bien es sabido que si el ajo comienza a germinar (se le ve un brote verde), no se debe cocinar esta parte puesto que le dará un sabor amargo a la comida. Así que, en vez de tirar este ajo, ponlo en un recipiente con agua suficiente para que solo toque la parte más baja del diente de ajo (si los sumerges por completo se podrirán).

Hojas de zanahoria

zanahoria

Es posible aderezar ensaladas con las hojas de las zanahorias, aunque normalmente esta parte es removida antes de que las compremos. Para cultivarlas, solo necesitamos quedarnos con la parte superior de la zanahoria que normalmente cortamos y tiramos. Hay que poner las orillas nuevamente en un recipiente con un poco de agua y un poco de sol. Añadiendo agua cuando sea necesario, podremos ver los primeros brotes en 1 o semanas.

Albahaca

albahaca

Ideal para sazonar e incluso utilizadas en algunos remedios caseros, lo único que debes hacer es poner algunos tallos de diez centímetros en un vaso con agua en un lugar con luz directa. Cuando las raíces tengan como dos centímetros de largo, puedes plantarlos en macetas para crecer toda una planta de albahaca.

Cebollas de Cambray

cebollascambray

Para crecer tus propias cebollas cambray debes dejar tres centímetros de cebolla unida a las raíces y colocarlas en un pequeño vaso con un poco de agua. En tan solo 5 días volverás a tener una cebolla de cambray entera.

Lechuga romana

lechuga

Si tienes el tallo de una cabeza de lechuga romana que siga intacto, pon el tronco en un plato hondo con alrededor de 1 ½ centímetros de agua y colócalo junto a una ventana. Comenzarás a ver nuevas hojas en un par de semanas, y estarán completamente crecidas en tres o cuatro semanas.

Cebollas

cebolla

Planta la raíz desechada de la cebolla en una maceta o directamente en la tierra para volver a crecerla. Puedes cosecharla temprano y tener cebollas verdes frescas o esperar hasta que el bulbo esté completamente desarrollado.

Jengibre

jengibre

Al igual que las cebollas, el jengibre puede ser plantado en la tierra para volver a crecerse, pero el proceso es un poco más largo. Puede tomar algunos meses para que germine, y debes poder cosechar un bulbo completamente crecido en 8 o 10 meses.

Champiñones

champiñones

Planta los troncos de champiñones en tierra con un poco de composta o granos de café usados y mantenlos en un ambiente húmedo, preferiblemente donde haga frío en la noche. El proceso puede ser dificultoso, ya que en pocos días los tallos comenzarán a germinar o las cabezas se comenzaran a pudrir.

Cilantro

cilantro

Al igual que la albahaca, el cilantro puede crecer raíces si se colocan los tallos en un vaso de agua. Una vez que las raíces estén suficientemente largas, sólo plántalas en una maceta. En un par de semanas comenzarán los brotes y en un par de meses tendrás una planta entera.

Más en esta categoría: El autobús no miente »