Recuerdo del Amor de Dios

  • Jul 28, 2017
  • Publicado en Fe

La Eucaristía es el “sacramento de la memoria que nos recuerda, de manera real y tangible, la historia del amor de Dios por nosotros” señaló el Papa Francisco en la celebración de Corpus Christi.

Sólo de esto haz de presumir…

  • Jul 28, 2017
  • Publicado en Fe

Siempre nos enseñaron que presumir está mal, ¿no es cierto? Pues el Papa Francisco dijo que solo hay una cosa de la cual si está permitido presumir a los demás: el amor de Dios.

confesionymisericordia

Ya está por terminar el Jubileo de la Misericordia, y por eso el Papa Francisco no perdió la oportunidad de recordarles a los fieles peregrinos el papel de la confesión como “el lugar en el que se recibe como don el perdón y la misericordia de Dios”.

papaamorprojimo

El Papa Francisco recuerda que el corazón de Cristo acoge a todos, adultos y niños, cultos e ignorantes, ricos y pobres, justos y pecadores.




“La verdadera tristeza –escribió Antonino Bello- no es cuando, al atardecer, nadie te espera cuando regresas a casa, sino cuando tú no esperas ya nada de la vida.”
Perder toda esperanza, o gusto por vivir, puede ser la resultante de un drama aún más profundo: sentir que a nadie le importas, pensar que no significas nada para alguien más…
Esta idea puede resultar descabellada para muchas personas… Pero lo cierto es que hoy en día encontramos a miles de jóvenes y adultos que van por ahí pensando que su vida carece de sentido. Caminan en un vacío que ninguna adicción o el exceso ha podido llenar “…ya no esperan nada de la vida.”
No podemos saber –y menos juzgar- qué pasa dentro de esos corazones. No sabemos qué ha pasado en sus vidas para que llegaran a ese estado, a esa “cárcel”, como la llaman algunos… No lo sabemos, pero quizá sea porque a alguien se le ha olvidado –o no ha querido- mostrarles un camino diferente que, aunque estrecho, lleva en sí la promesa de una felicidad que no tiene límites; la promesa de la verdadera “paz interior”, que se alcanza no con nuestras propias fuerzas –en un ejercicio aislado y quizá egoísta- sino una paz fruto de experimentar un Amor que nos lleva a la posibilidad de reconciliar nuestra vida con todos los hombres.
Es un encuentro… un encuentro personal con Cristo que es Vida. Que mira nuestros lo que hay en nosotros y perdona nuestras faltas. Cristo que abraza nuestra vida entera –sufrimientos, anhelos, miseria, nuestras alegrías pero también nuestros fracasos- para renovarla desde lo más profundo y darle un sentido nuevo.
Mantener nuestra lámpara encendida –como las vírgenes del Evangelio- es saber esperar en Él. A pesar que nuestro alrededor esté lleno de oscuridad y nos podamos sentir agotados… A pesar de las “voces” que intentan confundirnos con falsos tesoros… A pesar del frío de la noche… Mantén tu lámpara encendida!

Que Dios te bendiga
Tu amigo Zurc0
Twitter: @Zurc0