hipersexualizacionninios04

Vale la pena defender y proteger hasta el último minuto de infancia, de juego, porque eso construye niños y niñas fuertes, seguros de si mismos y de su valor como individuo. Vale mucho la pena. La hipersexualización destruye la infancia.