El hijo del divorcio

  • May 24, 2017
  • Publicado en Familia

¿Piensas que los chicos son capaces de resistir todo? Cuando escuches a este niño leerle esta carta a sus padres divorciados, probablemente cambiará tu forma de pensar.

 portada

Lauren Fleishman decidió realizar un libro fotográfico mostrando matrimonios con más de 50 años de casadas acompañadas por textos de los protagonistas de estas historias de amor verdaderas.

 

Es posible que al matrimonio lo acompañen algunos enemigos, pero también hay grandes aliados que brindan armonía y ayudan a que el amor permanezca vivo. Por eso te presentamos estos cinco ingredientes que no deben faltar en la relación conyugal:

Dicen que los polos opuestos se atraen... Basta observar las parejas que le rodean, incluso la propia, para darse cuenta que por lo general los cónyuges tienen personalidades diferentes; y en algunos casos son completamente opuestas. Sin embargo, estas disparidades de carácter no tienen por qué significar algo negativo, pues con el debido aprendizaje, pueden llegar a ser grandes aliadas de la relación conyugal.

La semana pasada S.S. Francisco dio una serie de consejos sobre cómo celebrar bien el matrimonio católico y precisó que, si bien es una fiesta, ésta debe ser siempre cristiana y no mundana, en donde los novios se preocupen de lo que es verdaderamente importante para que lo exterior hable siempre de la presencia del Señor.

Se dio cuenta Seth Adams Smith que el matrimonio no era para él tras año y medio de estar casado con su esposa, Kim, a pesar de los consejos de su padre, así es como lo cuenta:

En la relación matrimonial existen varias situaciones que en lugar de contribuir, lesionan a los cónyuges, dando opción a que se formen pequeñas heridas que en un principio pueden parecer insignificantes, pero con el tiempo, pueden llegar a volverse muy nocivas. Esta es la recopilación de 10 situaciones que ojalá nunca estén presentes en el matrimonio.

Todos sabemos que la llegada de los hijos, especialmente el primero, es una bendición y el comienzo de una nueva etapa familiar, pero también es un hecho que esta etapa marca cambios en la relación de pareja, es por eso que debemos estar preparados para este grandioso acontecimiento.