Pintura de soldados haciendo una tregua por la Navidad de 1914

En diciembre de 1914, durante la Primera Guerra Mundial, algo extraordinario sucedió, los enemigos se convirtieron en amigos y compartieron juntos la Navidad.

 

¿Cómo se celebra la navidad en la luna? Y ¿qué maravilla podemos encontrar mientras orbitamos nuestro satélite?

Carta de un hijo al Niño Dios

  • Nov 21, 2017
  • Publicado en Familia

Ángela Marulanda, una autora y educadora familiar, se dio a la tarea de escribir esta carta en la cual representa todo lo que un niño necesita de sus padres y también lo que no necesita, solo con el pequeño detalle que la carta va dirigida al Niño Dios… A continuación te compartimos el escrito.

 

Ya tenemos la Navidad encima y en vez de respirar un ambiente de paz, de amor y de encuentro con Cristo, lo único a lo que tenemos que atenernos es a un tráfico caótico, ofertas y centros comerciales atiborrados de gente que quiere gastar, ya sea para consentirse ellos mismos o “demostrar” su amor a la familia con regalos carísimos… Pues solo les digo que estos regalos no suplen el verdadero cariño.

#QueEsLaNavidad

Se acerca la navidad, otro año más ha pasado, todo mundo comienza a decorar su casa, comienzan las ofertas en los grandes centros comerciales... ¿Es que nadie recuerda todo lo que significa esta fecha? te invito a ver este video.

Cada año, sabemos que 4 semanas antes de Navidad comienza el tiempo de adviento, pero ¿en realidad sabemos que significa esto?, aquí en Veritas no dimos a la tarea de explicar mejor qué significa el adviento.

Una historia de Navidad

  • Nov 21, 2017
  • Publicado en Familia

La historia de la Navidad contada por los maravillosos niños de la Iglesia de San Pablo, Auckland, Nueva Zelanda. Te sorprenderá con que naturalidad te contarán la historia de la navidad.

Nana para un Rey

El dulce arrullo de una madre por su hijo amado resulta siempre conmovedor. Se admira con un respeto profundo que llega hasta el alma. Es la intimidad de un sentimiento –y dos amores- y que bien lo comprende aquel hijo al contemplar los ojos de su madre, ojos que no apartan su mirada y que lo bañan de ternura.
Y en ella-en la madre- todo se ilumina y se llena de gozo, al tiempo en que entona su nana, acaricia y abraza el fruto más amado de sus entrañas. Mientras las horas tienen ahora el destello de un instante… una hermosa luz que llena al mundo de Esperanza
Dos corazones que se entrelazan y reposan en la confianza –uno del otro. Dos corazones que palpitan al mismo ritmo y cantan con una misma voz.
“Duérmete, tesoro mío… no tengas miedo de nada…” Que yo te cuido, que yo me encargo de velar tu sueño…
En algunas tribus africanas, es costumbre que cuando una mujer está embarazada, se aparta de la tribu y se interna, en soledad, un tiempo en la selva, para hacerle su canción al bebé que está por nacer. Una vez “encontrada” esta canción, la madre regresa. Bien, esta canción se le canta al bebé al nacer y en cada fecha importante de su vida.
Así es el amor de una madre: permanece y nos acompaña en toda nuestra vida. Al igual que el amor de María Santísima, que no se “agota” en Jesús, sino que en Él y por Él se extiende a toda la humanidad y no deja de brindarnos su protección.
Que Dios te bendiga
Tu amigo Zurc0
Twitter: @Zurc0