Chicles para diagnosticar enfermedades

Publicado en Ciencia
Valora este artículo
(1 Voto)

Científicos alemanes han desarrollado una curiosa herramienta para diagnosticar infecciones bucales causadas por bacterias: un chicle que cambia de sabor.

La boca es hogar de una gran cantidad de microorganismos, la mayoría de los cuales son inocuos. Sin embargo, suele suceder que algunas veces llegan a instalarse algunas bacterias dañinas que producen inflamación en las encías, e incluso pueden abrirse paso hasta llegar al hueso, al cual comienzan a deshacer.

No es un panorama anormal: de un 6 a un 15% de las personas que tienen un implante dental sufrirán una infección de este tipo. La clave para evitar problemas serios está en un diagnóstico rápido y oportuno. Por desgracia, el principal indicador de un problema suele ser el dolor, que casi siempre se presenta en etapas avanzadas.

Por ello científicos de la Universidad Julius Maximilian de Wurzburgo, en Baviera, Alemania, están desarrollando un curioso método de diagnóstico que puede servir para detectar las colonias bacterianas dañinas en sus primeras etapas de infección.

Se trata de una goma de mascar que cambia de sabor cuando detecta a las bacterias. Esto sucede gracias a la acción de ciertas enzimas que son liberadas cuando existe inflamación. El chicle cuenta con una sustancia que, al ser degradada por las enzimas, libera un sabor amargo, permitiendo así detectar la presencia de bacterias.

Aunque aún falta tiempo para que estos chicles salgan a la venta (se espera que esto suceda en 2 o 3 años), los primeros resultados son bastante prometedores, permitiendo un diagnóstico y tratamiento temprano de las infecciones bucales. Además, los investigadores esperan desarrollar otras variantes de esta prueba para poder distinguir otras enfermedades bucales.