Convierten contaminación en energía renovable… por accidente

Publicado en Ciencia
Valora este artículo
(1 Voto)

co2aetoh000

Uno más en una larga tradición científica de descubrir cosas por casualidad, en esta ocasión se ha descubierto cómo transformar el dióxido de carbono, uno de los principales contaminantes atmosféricos, en etanol, que puede utilizarse como combustible.

Comenzando por el descubrimiento de la penicilina y pasando por el hallazgo del teflón hasta la creación del horno de microondas, la ciencia tiene una larga tradición de crear y descubrir cosas por accidente al hacer diversas investigaciones. Ahora a esta tradición se la ha unido un descubrimiento que podría cambiar al mundo: una forma de convertir uno de los principales contaminantes atmosféricos, el dióxido de carbono, en etanol, que podría ser reutilizado como combustible.

Con los altos niveles de dióxido de carbono que se han presentado en los últimos años, los más altos en 4 millones de años, se hace indispensable encontrar una manera de manejar a este popular contaminante atmosférico. Por eso se han creado diversos grupos de investigación que pretenden tomar el dióxido de carbono y convertirlo en otros productos químicos inertes o poco contaminantes.

Dentro de las investigaciones que se están realizando, últimamente ha sobresalido la realizada por el Departamento de Energía del Laboratorio Nacional Oak Ridge, porque encontraron la solución a su problema prácticamente por accidente.

De hecho, si estaban probando un método para transformar el dióxido de carbono en etanol, aunque lo tenían planeado en varias etapas, pero descubrieron que podían obtener la reacción esperada en un solo paso.

co2aetoh001

Un complicado proceso químico que consiste básicamente en reducir el dióxido de carbono, la novedad se encuentra en el catalizador utilizado. Utilizando la nanotecnología, se creó un arreglo de puntas de cobre y carbono montadas sobre silicón, cada punta con una nanogota de nitrógeno en el punto más elevado. Al pasar electricidad por la placa, el dióxido de carbono se reduce a etanol con una eficiencia del 63%, sorprendiendo a los creadores que esperaban obtener una mezcla de subproductos, incluyendo metanol, monóxido de carbono y metano, que después pensaban seguir reduciendo.

Además de lo efectivo del proceso, este es muy barato, puesto que el catalizador está hecho de materiales comunes, además de que se puede realizar a temperatura ambiente y solamente necesita un poco de agua y electricidad adicional, lo que hace que sea un buen candidato para llevarse a cabo en proceso de tamaño industrial.

Aún falta para que este proceso dé el salto del laboratorio a la vida cotidiana, pero que de hacerlo seguramente cambiara para mejor el mundo.

Fuentes

High-Selectivity Electrochemical Conversion of CO2 to Ethanol using a Copper Nanoparticle/N-Doped Graphene Electrode

Nano-spike catalysts convert carbon dioxide directly into ethanol

Researchers accidentally turn carbon dioxide into ethanol

Scientists just accidentally discovered a process that turns CO2 directly into ethanol

Scientists accidentally turn pollution into renewable energy