Martes, 15 Septiembre 2015 10:14

Estudiantes de la UNAM desarrollan una innovadora bicicleta plegable

Escrito por  Gaceta UNAM
Valora este artículo
(2 votos)

biciunam

 

 

Es más eficiente, tiene un mayor tamaño y ocupa menos espacio que los modelos existentes.

El proyecto surgió hace tres años, como tarea de una asignatura impartida por Velázquez Villegas en esa entidad universitaria: Diseño y Manufactura Asistidos por Computadora.

Es una bicicleta con neumáticos hubless, es decir, sin centro ni radios. La rodada es 26, como en los modelos urbanos comunes, pues los disponibles en el mercado con capacidad de compactarse suelen ser de 16 pulgadas, lo que obliga a pedalear mucho para avanzar poco.

La estructura ya encogida ocupa 70 centímetros de base por 75 de alto y un espesor de 25, similar al de las que se doblan. También, se propuso que a través de un rodillo se transmitiera movimiento a la llanta trasera, señaló Vázquez Hernández.

El equipo de emprendedores –compuesta por Carlos Francisco Vázquez Hernández, Isaac Hernández Quevedo y Octavio Jiménez Espinosa, y coordinada por Fernando Velázquez Villegas, profesor del Departamento de Ingeniería de Diseño de la Facultad de Ingeniería– trabaja en el prototipo y confía tanto en sus ventajas competitivas que ya ha iniciado el trámite de patente.

“El objetivo es generar un vehículo compatible con otros medios de transporte para hacer más rápido y cómodo el desplazamiento por la ciudad. Estamos en el desarrollo del segundo prototipo. Con el original entramos al Primer Concurso de Emprendedores SEFI y ganamos medalla de oro, presupuesto para acabarlo y supervisión de mentores para estructurar el plan de negocios de esta empresa”, precisó Vázquez Hernández.

El universitario externó que ha sido divertido involucrarse en esta iniciativa. “Afortunadamente, pude hacer mi tesis sobre esto y ahora hay la posibilidad de tener una compañía”, dijo.

Para Hernández Quevedo se trata de una propuesta que rompe esquemas. “A medida que avanzamos hemos cambiado materiales para reducir costos y aumentar la competitividad. Me gustan mucho las bicicletas y he constatado que al dedicarte a algo que te apasiona, los resultados son mejores. Esta experiencia nos ha enseñado a trabajar en equipo y a ser tenaces para materializar una idea surgida en un salón de CU”, mencionó.

Transformación de la ingeniería

Por su parte, Jiménez Espinosa agregó que este proyecto ha implicado una transformación de su concepto de la ingeniería en México. “La fórmula socialmente aceptada es concluir la carrera, conseguir un empleo y estancarte ahí; sin embargo, ésta es una oportunidad de romper paradigmas e impulsar algo salido de nuestra creatividad, a partir de los conocimientos adquiridos en la UNAM”, afirmó.

Finalmente, Fernando Velázquez aseveró: “Me enseñó que somos capaces de innovar. Lo más importante es que la Universidad ofrece apoyos para lograrlo, como hizo con el Programa de Fomento al Patentamiento y la Innovación, que no sólo solventa los gastos, sino que además respalda la gestión del registro intelectual. Así, en vez de quedarse como un esbozo en un pizarrón, esto fue más allá”.

 

Modificado por última vez en Martes, 15 Septiembre 2015 10:20

Síguenos

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Vimeo Subcríbete a nuestro boletín

Lo más...

Leído este mes

Nuevo