NASA busca vida en las lunas de Júpiter

Publicado en Ciencia
Valora este artículo
(1 Voto)

Europa, una de las lunas de Júpiter, tiene un inmenso océano debajo de una superficie congelada. Por sus características, se cree que es uno de los lugares en los que más probablemente se pueda hallar vida extraterrestre en nuestro sistema solar. Por ello, la NASA ya está preparando una misión para buscar muestras de esta teoría.

Tras capturar la emoción y la imaginación del mundo con el descubrimiento de Trappist-1, un sistema solar con 7 planetas similares a la vida, la NASA ha revelado su siguiente paso en la exploración espacial, fijando por el momento su vista en un objetivo mucho más cercano: Europa, la luna helada de Júpiter.

Por las observaciones anteriormente realizadas se sabe que Europa tiene un gran océano de agua salada, de un tamaño aún mayor que los océanos terrestres. Sin embargo, este gran océano parecía inaccesible desde la superficie, ya que la cubierta exterior se encuentra completamente congelada, dificultando el estudio del mismo. Pero en septiembre del año pasado se descubrieron rastros de erupciones de vapor de agua en la superficie, haciendo posible la recolección de muestras sin tener que excavar profundamente el hielo exterior, que se cree tiene un espesor de alrededor de 19 a 27 kilómetros.

Antes de poder aterrizar en Europa, se planea una misión de sobrevuelo por la década de 2020, donde se usarán cámaras especiales para escoger los sitios de aterrizaje, considerando las grietas por las cuales se escapan los vapores internos para así poder mejorar las oportunidades de hacer descubrimientos significativos.

Después de esta fase, se espera que una misión en 2031 logre aterrizar en Europa. Los robots de esta misión tendrán que caracterizar la superficie y la subsuperficie de la luna, además de evaluar la habitabilidad de Europa al analizar los materiales de la superficie. Sin embargo, el objetivo más grande de la misión es sin lugar a dudas la búsqueda de evidencia de vida en esta luna de Júpiter.

Apenas se está trabajando en la ingeniería necesaria para poder lograr un aterrizaje exitoso, así como en las estrategias que se llevarán a cabo para determinar la presencia de vida extraterrestre. Por lo pronto, lo único que se puede asegurar es que la exploración espacial tiene por delante un futuro brillante.

nasajupitereuropa001