Presentan primer vehículo mexicano eléctrico con carga ultra rápida

Publicado en Ciencia
Valora este artículo
(1 Voto)

vec000

México presentó su primer vehículo eléctrico de carga ligera, la cual podrá recargase en tan solo 30 minutos para recorrer una distancia de cien kilómetros.

Se trata de un automóvil de carga pensado en primera instancia para el mercado de reparto y de servicios urbanos

El automóvil de carga realizado por ingenieros mexicanos de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Unidad Azcapotzalco y la empresa mexicana Vehículos Eléctricos Corporativos (VEC), tendrá un costo aproximado de 500 mil pesos.

El representante de VEC, José Juan Martínez Nates, explicó que se trata de un automóvil de carga pensado en primera instancia para el mercado de reparto y de servicios urbanos con capacidad de una y media tonelada.

“Tiene una autonomía de 100 kilómetros y es una autonomía real y además tiene baterías de nueva generación de litio y hierro que tiene una duración de más de 10 años, lo que va a permitir que la flota de vehículos sea desechado junto con sus baterías”, detalló.

El costo de fabricación es menor a un tercio, en relación con uno de combustión interna, convirtiéndose en una opción de servicio, tanto de transporte colectivo como de carga debido a sus características de sustentabilidad ecológica y económica.

vec001

Por su parte, el rector general de la UAM, Salvador Vega y León, dijo que el vehículo perteneciente a una pre serie es un aporte noble al medio ambiente, recomendable para la conducción de la ciudad “y su mantenimiento puede costar hasta 10 veces menos que la de un vehículo de gasolina”.

“Estamos frente a una propuesta bien implementada que ofrece un futuro más promisorio para nuestras generaciones”, recalcó durante la demostración del prototipo que puede correr a más de 120 kilómetros por hora.

En la presentación, realizada en la UAM Azcapotzalco, el rector de esa unidad, Romualdo López Zárate, indicó que esta tecnología representa un momento oportuno para aprovechar las capacidades que existen dentro del país.

“Tenemos conocimiento, tenemos gente preparada, tenemos alumnos interesados en impulsar un desarrollo basado en nuestras potencialidades y no sólo depender de la relación con Estados Unidos”.

La inversión estimada del autobús eléctrico es de 320 mil dólares, menor a las versiones estadounidenses o europeas que rondan los 900 mil dólares. Otra ventaja es que las refacciones de los automotores eléctricos podrían manufacturarse en el país, descartando así meses de espera en recibirlas desde el extranjero, como sucede en la actualidad.