Un parche para combatir las grasas

Publicado en Ciencia
Valora este artículo
(1 Voto)

Investigadores de la UNAM han creado un novedoso parche transdérmico que puede bajar los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre.

Siendo el país con mayor índice de sobrepeso y obesidad a nivel mundial, México requiere tomar medidas para disminuir estos males y combatir las enfermedades relacionadas como la diabetes y las enfermedades cardiacas.

Aunque ya existen varios medicamentos capaces de disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre (principales responsables de las afecciones cardiacas), lo cierto es que no siempre es posible seguir el tratamiento prescrito por el médico a causa de diversas razones.

Por ello investigadores del Laboratorio de Sistemas Transdérmicos de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán (FESC) se dieron a la tarea de crear una forma más fácil y cómoda para aplicar esta clase de medicamentos.

El resultado fue un parche con pequeñas microagujas que penetran la primera capa de la piel para depositar el medicamento, denominado parche transdérmico acoplado a microagujas biodegradables para el tratamiento de dislipidemias y cuya creación les ha valido el Premio Canifarma 2016, en la categoría de Innovación Tecnológica.

Entre las ventajas que tiene es que es totalmente indoloro (las agujas son tan pequeñas que no se sienten), el flujo del medicamento es constante (lo cual no es posible conseguir con las pastillas, sobre todo si se olvida tomarlas o no se siguen las horas de administración correctas), un solo parche dura de 7 a 15 días, no causa problemas gastrointestinales como los medicamentos orales, no pasa por el hígado por lo cual no sufre modificaciones, se puede quitar en cualquier instante si se presenta una reacción adversa y son fácilmente desechables, pues al contrario de las agujas hipodérmicas convencionales, las microagujas del parche están hechas de un polímero especial que se desintegra bajo la piel, por lo cual no generan residuos peligrosos.

Un primer paso para hacer de estos medicamentos más efectivos y cómodos para los pobladores mexicanos, el equipo de investigadores también investiga otras formas alternas para administrar fármacos de maneras inusuales, como un sistema transdérmico con un antiinflamatorio para controlar la artritis reumatoide, un parche para controlar la presión arterial, y unos lentes de contacto temporales y degradables para administrar de manera más efectiva medicamentos para combatir la conjuntivitis y otras enfermedades de los ojos.