Y tú, ¿eres nomofóbico?

Publicado en Ciencia
Valora este artículo
(6 votos)

Anteriormente el teléno estaba pensado para acortar distancias, después no sólo acortaba distancias sino que alargaba las pláticas sin sentido y hoy la realidad es que el uso excesivo del celular nos aleja incluso de la persona con la que estamos cenando.

¿Qué es?

La nomofobia se identificó por primera vez en 2008 y sus nombre proviene del término inglés "no-mobile phobia" (fobia a estar sin móvil). 

Los principales síntomas de una persona nomofóbica son el miedo a no disponer del celular. El nomofóbico no puede imaginar salir a la calle sin él y además invierte un mínimo de cuatro horas diarias consultándolo por motivos ajenos al trabajo.

El nomofóbico suele tener baja autoestima, ser introvertido, no tiene habilidades de afrontamiento. En su tiempo libre sólo usa el móvil, algo que va unido a no tener otras actividades de ocio".

Adicción a la tecnología

La nomofobia ha sido vinculada con la adicción a la tecnología y, en lo que a celulares respecta, a la necesidad que sienten muchos de revisar constantemente cada mensaje, alerta o sonido que genera el celular.

Paradójicamente, el estrés era mayor cuando el celular se usaba más para fines personales que laborales.

El papel de los celulares inteligentes a la hora de incrementar nuestra necesidad de sentirnos conectados. "Mientras más los usamos más dependientes nos volvemos y en realidad aumentamos el estrés en lugar de aliviarlo".

Algunas personas sienten una necesidad tan extrema de estar en contacto que llegan a notar "vibraciones del teléfono que no existen".

Consejos

Una forma de saber si tienes un problema es anotar el tiempo que inviertes en tu celular usandolo para jugar o estar en redes sociales por poner algunos ejemplos y, si sobrepasa las cuatro horas, consideralo como un problema.

"Sería bueno planificar otro tipo de actividades de tiempo libre que no sean estar con el celular: salir con los amigos, hacer ejercicio físico... Si hay un problema más personal deberían consultar con un especialista".

Apágalo por las noches e intenta hacerlo por lapsos de 5-10 min durante el día, esto te ayudará a ir bajando los niveles de angustia y sobreto a ir aprendiendo a dejar la dependencia por tu celular.

La respuesta de dichas herramientas para independizarte de tu celular es la constancia y la voluntad.

Recuerda que el uso del celular debe ser por practicidad y no un medio para evadir la realidad.

Tu amigo Psicoloco